La realidad en la que se basan los sueños II

El tratamiento del  tema.

La mayor parte de la información que recibimos es visual. Todos tenemos una biblioteca de imágenes en la mente que hemos ido adquiriendo desde la infancia y que con el tiempo hace que nuestras preferencias artísticas se decanten  por un camino u otro. Nuestros gustos estilísticos  están marcados en gran parte por los recuerdos  y emociones que albergamos  en nuestra memoria.

De manera inconsciente, en el trabajo fotográfico que con diversa suerte realizamos vamos pasando por  diferentes  fases hasta encontrar el estilo de fotografía que se adecue a nuestras inquietudes y creatividad. Hay fotógrafos que se sienten cómodos en un determinado estilo y todo su trabajo se desarrolla en torno a unas determinadas pautas y los hay que indagan más en  la experimentación e innovación y por tanto su trabajo fotográfico se basa en una búsqueda  de los referentes personales que ya he comentado.

En fotografía de naturaleza se puede optar por representar la realidad lo más perfecta posible como los naturalistas   – os aconsejo revisar al pintor Willian Bliss Baker (1859-1886) os sorprenderá por su naturaleza tan reconocible   – o realizar manipulaciones técnicas para conseguir efectos más personales, lo que ahora llamamos “fotografía artística”.

“Lo artístico” no es un termino peyorativo,  es solo una elección y por supuesto no hay que cambiar la cámara por un pincel si quieres plasmar cualquier tipo de visión subjetiva de la realidad. El arte es el acto realizado por el ser humano para plasmar la visión subjetiva del artista y  a su vez causar un efecto sobre el resto de los individuos.

Si reflexionamos un poco sobre las tendencias que estamos viendo en la redes sociales en fotografía artística, todas tienen una vanguardia  en la que se basan. En realidad no nos inventamos nada , solo hacemos revisiones e interpretaciones de los grandes movimientos de finales del XIX y siglo XX.  Reconozco mis antecedes culturales y mi evolución de una fotografía  naturalista a los tanteos impresionistas y por último al simbolismo que desde siempre me ha acompañado como uno de mis movimientos de vanguardia preferidos.

La revolución fundamental que introdujo el movimiento impresionista  se halla en la técnica empleada para pintar pincelada rápida, abierta , suave  y sombras iluminadas. En  los impresionistas  no hay búsqueda de emociones en la naturaleza como pueda ser el misterio , las ensoñaciones,  o las visiones personales. Su arte es absolutamente ajeno a la esencia oculta de la Naturaleza.

Fotografiamos a lo impresionista cuando al  intentar dotar a la imagen de originalidad la reducimos al producto de una batería de técnicas fotográficas para conseguir un efecto artístico. Efectos tales como trepidaciones, movimientos de cámara , juegos con el zoom… Los años de esplendor del impresionismo no fueron muchos. A pesar de las nuevas técnicas que emplearon acabaron en  un callejón sin salida estilística.

El paso siguiente de esta evolución es la fase simbolista. Este movimiento largo en el tiempo ha ido marcando el estilo de muchos artistas de muy distinta índole y  de muy diversas formas. No se puede definir salvo por su falta de objetividad, búsqueda interior y rechazo a los convencionalismos. Los simbolistas pretenden restaurar lo que entendían como arte y que el impresionismo les había quitado: la espiritualidad, la fantasía, la subjetividad exaltada.

Los artistas deben usar sus recuerdos y las impresiones que les permiten superar los detalles y alcanzar la totalidad. Esto lo decía Baudelaire, poeta padre del simbolismo al que no le gustaba la fotografía porque solo se dedicaba a la representación, no a la creación, a la coherencia y a la construcción que es la tarea del arte. Afortunadamente mucho han cambiado las cosas para la fotografía.

 

 

No entres

No entres. La fotografía  se muestra amenazante. El primer termino de aspecto punzante nos impide la entrada a un bosque desdibujado aún más amenazador. El color es apagado y terroso, tiene un aspecto de cuadro viejo lo que ayuda a conseguir una atmósfera enigmática. La fotografía es una doble exposición con retoques mínimos de edición.

 

blog bajando al rio

Bajando al ri0. Fotografía tomada a mediodía , con un calor sofocante. Era un camino angosto que bajaba a un riachuelo, pero el silencio  , el calor  y la soledad absoluta en ese momento provocan una sensación de agobio , misterio e intromisión que no invita a seguir avanzando. De hecho nunca llegue al río.

 

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *